Equinocciant-nos!

La primavera ha despuntat amb la seva inestabilitat característica, a pocs dies de l’equinocci queia un sol de justícia i florien els fruiters més primerencs decorant el paisatge, i uns dies després queia una nevada que ho deixava tot hivernal.

Així és aquesta època, dotada de canvis i inestabilitats, de nous cicles que comencen i d’altres que acaben, i tot és alhora i successivament. Temps d’adaptar-nos de centrer-nos en el que Som per admetre i donar espai al canvi, a la transformació i a la nova Vida.

Estem contentes del que aquesta primavera significa per Terra Viva, un inici tangible pel que fa al projecte que mica en mica va consolidant-se, una nova plataforma per donar espai i estructura a moltyes propostes emprenedores de cara al bon fer amb la Terra i amb les Relacions que en ella existeixen.

El nostre primer acte visible del nou enfoc de Terra Viva va donar-se el passat 11 de març a la Travessa, zona a les afores de Manresa, en fase de recuperació agrícola. Una finca que compta amb unes 200 oliveres i una petita construcció a reconstruir per crear el nou espai físic de l’Associació.

Vam estar fent treballs de poda, de crema de matolls i de neteja i inventari de materials de la vella caseta. En total unes 17 persones van estar donant suport a la causa i van participar de les 1eres Jornades de Voluntariat de Terra Viva. Va ser una jornada fantàstica, rodada, de bones intencions i bones persones que van oferir-se a ser part de Terra Viva. Gràcies de nou a tots i totes els assistents, per deixar petjada i per fer de les primeres jornades un dia alegre i productiu.

Vam poder aprendre de diferents visions de poda i considerant els seus beneficis i inconvenients, vam gaudir d’un dinar amanit amb musica i bones converses i vam acabar el dia amb una posta de colors espectaculars.

Seguim en construcció de més propostes per viure la terra i els seus presents, terra viva viu i somriu!

Feliç primavera!

 

Final de febrer…

El febrer ja s’acaba i aprofitem aquests dies de Carnaval per acabar de treure la bogeria que portem dins per fer-vos 4 cèntims de com seguim avançant a Terra Viva.

De moment tot sembla encaminar-se amb molta il·lusió per la 1a Jornada de Voluntariat que celebrarem el proper 11 de març a La Travessa, com ja us vam informar en l’últim post.

Estem organitzant els detalls perquè poguem feinejar amb un bon fer, agradable i fàcil. Per accedir al formulari d’inscripció, clicka a la imatge.

 Per altra banda comentar-vos que estem treballant en la botiga on-line perque tots pogueu adquirir amb més facilitat els nostres productes, herbes seques, barreges d’herbes, complements alimentaris i sobretot anunciar-vos que hi trobnareu un nou assortit de cosmètica natural, de marca pròpia i elaborada amb molt d’Amor.

Bosseta d’estèvia seca. 120gr

Productes de cosmètica natural elaborada per nosaltres que podeu trobar a la botiga de la web.

Per ara, podeu fer comandes via web i us responem de seguida per servir-vos personalment o per correu la vostra comanda.

Aquest últim mes hem estat recollint algunes llabors d’estèvia de les plantes que hem guardat en interior. De cara als propers mesos tocarà reiniciar l’època de sembra d’aquesta planta tant preuada i que a dia d’avui encara està essent focus d’acusacions gobernamentals per retirar-la del mercat i per tant, del seu ús i benefici terapèutic.

Llabor d’estèvia.

Si encara no heu firmat us convidem a sumar-vos a la campanya de suport a l’ús lliure d’aquesta planta medicinal que ha ajudat a milers de persones al nostre país. Firma la petició clickant AQUÍ. 

Ens despedim aquí fins el proper mes de març, mes primaveral que representa el reneixament de tantes plantes i que simbolicament ens convida a un nou respir passat l’hivern introspectiu i de treball intern. Mica en mica Terra Viva desperta amb una nova pell i estat. Estarem molt contentes de coneixer-vos i compartir amb vosaltres aquesta nova etapa del projecte. Proxima oportunitat a Manresa el proper 11 de març, no et perdis la 1a Jornada de Voluntariat!

 

 

La llavor ja es sent…

Hola a totes!! Arribem esgarrapant l’ultim dia del mes de gener, sembla mentida però el primer mes de l’any ha passat volant!

Aquestes ultimes setmanes hem estat donant suport a les campanyes de suport a Enric Cerqueda acusat entorn l’ús de l’MMS pel qual ja ha quedat absolt per falta de proves, i a la campanya d’Estèvia Lliure en contra a la retirada de l’Estèvia com aplanta medicinal del mercat. Els que encara no l’heu firmat, podeu fer-ho accedint a aquest link: https://www.change.org/p/dolors-montserrat-i-montserrat-ministerio-de-sanidad-gobierno-de-espa%C3%B1a-no-a-la-retirada-de-la-planta-medicinal-stevia-del-mercado-stevialibre?recruiter=35850696&utm_source=share_petition&utm_medium=copylink

Doncs bé, cal que ens ajudem els uns als altres sinó volem que ens segueixin controlant i evitant la sobirania de la salut. Convé que l’ús de les plantes medicinals sigui essent el nostre punt de mira i de defensa per evitar que el món es converteixi dia a dia en una sala de control dels interessos farmacèutics i polítics que ja han demostrat que fan els possibles per fer de nosaltres una colla de moribunds. Des de Terra Viva, així com tants d’altres projectes que fan feina en relació a aquesta temàtica seguirem posant el nostre granet de sorra per alimentar l’ús responsable de les plantes medicinals i la seva difusió pel bé de la salut de tots.

Estem molt contentes de comunicar-vos que Terra Viva s’està consolidant com una plataforma fèrtil per moltes idees, llavors i projectes inspiradors entorn l’agricultura, l’ecologia, la salut, i sobretot, les plantes medicinals.

Avui dia impulsem i donem suport a quatre espais o parecel·les de diferents tipus de cultius empresos des de la consciencia de poder arribar a les persones des del contacte amb la terra fèrtil, generosa i donadora de vida i salut.

Us deixem algunes fotos d’algunes feines que hem anat avançant aquest mes de gener en un dels espais en fase de recuperació agrícola que consta d’una parcel·la amb unes 200 oliveres.

En Max retirant “xupons” de les oliveres.

L’Elena i la Mireia esclarissant la copa dels arbres més frondosos.

Vista d’un dels trams d’oliveres.

A mode de seguir donant energia a la recuperació d’aquest cultiu, en base a que aquest pugui tornar a ser productiu en un futur, aquest any iniciem les Jornades de Voluntariat de Terra Viva amb una primera trobada a La Travessa, on continuarem amb els treballs de poda i de neteja de les instal·lacions.

Les Jornades seràn el proper dissabte dia 11 de març, si hi vols participar aquí tens el formulari d’inscripció.

La llavor ja es sent, dins la terra i l’hivern, oculta per fora i es veu per dins, es reconeix a ella mateixa i emprén el seu camí encara submergida cap a la primavera. Si escoltes a cau d’orella el sòl, pots escoltar les seves melodies íntimes i pausades. Sense presa i sense pausa, aquest fer caracteritza a la nova base que conforma la plataforma Terra Viva, i així com comenta Ignacio Simon Zamora en el seu lllibre sobre la microbiologia i remineralizació de sòls:

Hacer agricultura es recuperar la relación suelo – planta -humano

Per nosaltres, l’Elena, la Mireia i la Marta, qui sostenim el projecte a dia d’avui, aquesta frase ens inspira i ens recorda que la intenció de Terra Viva va més enllà d’un fer i que passa pel sentir, pel vincle i per la importancia d’experimentar i sanar les nostres relacions amb tot allò amb que establim algun lligam com a font de riquesa, creixement i evolució real cap al bé comú.

Ens queda per afegir un breu agraïment a tots vosaltres, als que ens seguiu i ens doneu suport dia a dia, sense vosaltres res d’això seria real, ja que si Terra Viva existeix és perque vosaltres hi sou per acompanyar-nos i formar-ne part. Ens posa feliçes que aquest nou any Terra Viva arrenca amb nous emprendiments que perfeccionen l’objectiu de xarxa social i de compartirs que tenim, i desitjem anar-nos reconeixent en les diferents activitats i propostes que anirem programant a partir d’ara.

Feliç mes de febrer a totes les persones que ja formeu part d’aquesta xarxa!

 

 

Agraïment al 2016

No se’ns acudeix res més a aquestes alçades de l’any, que fer un acte d’agraïment a l’any que estem culminant.

Ha estat un any de projecció en nous camins i de definició en la raó de Terra Viva, a moments no ha estat fàcil i només veiem muntanya amunt.. a hores d’ara, però entenem que tots els bons i mals moments serveixen per fer-nos més clars i forts en els nostres propòsits.

Estem molt contentes, especialment perque com ja us vam avançar, el grup base i coordinador del projecte s’amplia de noves presències, sabers i inspiracions.

L’equip de Terra Viva compta amb noves incorporacions per donar resposta a moltes necessitats de creixement que anhela el projecte, donar una nova estructura més ferma i poder portar a terme totes les propostes a nivell productiu, social i divulgatiu entorn les plantes medicinals i els seus usos.

Un dels grans canvis d’aquest 2016 ha estat el canvi d’emplaçament de la zona de cultiu, Can Serra ens ofereix un munt de possibilitats tant a nivell espaial com a nivell de convivència i intercanvi de coneixements. També comptem amb nous espais de cultiu que al proper any es posaràn en marxa en altres zones del municipi i esperem poder-vos-en donar notícies aviat.

Agraïm també a tots vosaltres per el vostre seguiment i suport tant preuat per nosaltres, pels que hi sou dia a dia i de tant en tant, pels que hi sou de prop i de lluny però sobretot sobretot als que hi sou de cor.

Desitjem que el 2017 sigui un any de més manifestacions i creixement per Terra Viva i per tots vosaltres.

Molta llum i alegries pel 2017!!!

I moltes gràcies!!!

Se’n cou alguna…

Tardor, temps de posar ordre de l’explosió estiuenca, calmar i atendre el moviment, el canvi. Ha passat l’octubre com un llampec, i alhora l’hem sentit llarg i intens. Molta feina, recomençar amb nous horaris, demandes i situacions que ens porten de camí a la transformació. Algo s’està cultivant i necessita la nostra atenció.

Aquest mes hem aprofitat el bo per remuntar la plantació d’espígol, i renovar amb noves plantes els espais de les que no han sobreviscut. És tornar a posar intenció, seguir direcció endevant, amb calma i confiança. I no ens podem queixar de les visites de fauna salvatge que hem tingut en alguns moments.

dsc_0612

Mantis religiosa en la plantació d’espígol.

El fred que comença a fer als vespres ja ha espantat algunes herbes i ens ha ajudat a tenir el terra més net i clar.

dsc_0605dsc_0604

Altre feina que ens ha donat aquest mes, és la collita de codony d’alguns dels nostres fruiters. Des d’all i oli de codony fins a l’èpic, dolç i preuat codonyat que ens ha omplert el paladar en aquests dies de castanyada.

collage-1477249017611

Amb el canvi de temperatura i clima, ja es percep com algunes plantes acaben cicles de floració, de generar llavor, moltes han reduit la seva expressió a la mata principal i arran de terra, contenint la base, el centre, on rau la vida. Altres però, es mostren esplèndides com les calèndules que els agrada florir en la fresca i donar alegría amb el seu taronja lluent.

Les nostres aloes també gaudeixen ara de l’escalfor del sol sense haver de fer-se valentes sota el sol punyent d’estiu, i gaudeixen més de la calor moderada que ens està donant aquesta època transitòria.

dsc_0602dsc_0603

Anant cap endins, com fa la natura en aquesta estació, ens aliniem amb la nostra pròpia energia creativa, és hora de fer feina interna, de, des de la calma, enfocar els nous objectius, encarar feines amb serenor i claredat, ara que ens han pres una hora de llum solar, ens toca encendre el nostre sol intern, posar llum a la base, al centre, i crear vora al foc, compartir i escoltar-nos. Amb aquest fer, Terra viva està conformant un nou equip, amb noves idees, propostes inspiradores, però sobretot amb noves possibilitats de creixement.

Ens fa molt feliçes i ens dóna molt bona energia aquesta transformació interna que estem començant. Així que arribi el moment us en donarem més nostícies, però aquí… se’n cou alguna!

A dia d’avui hi han varies persones que ens heu mostrat interès en participar d’alguna manera del projecte, per això, aprofitem per avisar per aquí que a partir del dia 15 de novembre, cada dimarts al matí de 11h a 14h l’entrada als horts queda oberta a qui vulgui venir a donar un cop de mà de manera voluntària. Hi han tot tipus de feines, i per tots els gustos, des de la construcció d’un hivernacle, fins a la recol·lecció o catalogació de llavors, feina vasta i feina de detall. Si tens interès en venir, et demanem confirmació a ser possible, mitjançant el correu electronic a info@terraviva.cat o bé un whatsapp o trucada al telèfon 600 72 65 73.

Ens veiem aviat,

feliç novembre a totes!

 

 

Reiniciem el curs!

Reiniciem curs!

Com han anat les vacances??

Per aquí hem passat un estiu tranquil, la calor ha apretat alguns dies però per sort hem tingut alguna plujeta de fi de temporada…

L’agost ens ha regalat visites noves de curiosos i interessats en el projecte, vam tenir l’agradable visita de part de la familia de la Fundació La Plana, de Santa Maria d’Oló que ens van donar un cop de mà desherbant la plantació de lavandes, un punt d’inflexió per establir sinergies entre projectes i enfocs de treball cooperatiu.

dsc_0423

La gent de La Plana desherbant les lavandes.

El desherbat:

DSC_0383

després.

dsc_0382ok

Abans…

 

dsc_0515

La melmelada de saüc.

El nostre saüc ens va regalar un munt de fruit aquest any i vam aprofitar-ho fent-ne una deliciosa melmelada endolcida amb fulla triturada d’Estèvia, ideal pels que necessitin cuidar-se els nivells de sucre de la sang, la hipertensió o el colesterol.

 

DSC_0374

arbre del saüc

DSC_0375

fruit del saüc

 

 

 

 

 

 

Hem començat el setembre amb noves plantes, salvia blanca, hisop, , carqueja, damiana, mejorana, equinacea per tothom qui necessiti fer-ne ús.

També estem creant el nou espai de botigueta perque pogueu tenir tots els productes amb un millor abast i sigui més fàcil venir a recollir les comandes.

dsc_0516

A partir d’octubre definirem horari i dies de botigueta i també dies de voluntariat, així que si vols participar amb el projecte oferint la teva ajuda amb el que sigui, seràs molt benvinguda, ja sigui en el cultiu, en la gestió o en el coneixement.

Que tingueu un bon inici de curs,

Fins l’octubre!

Plantes d’estiu…

Com portem la calor? Ni que sigui tan sols per refrescar l’ambient, l’última plujeta estiuenca ha sigut d’allò més benvinguda!

I per aportar frescor, com que ja hi ha tenim penjada molta informació de les plantes que cultivem com l’artemisa, l’estèvia o el Kalanche, avui us donem a conèixer una mica més dues plantes que també tenim a Terra Viva.
DSC_0378

És el moment de recolectar algunes llavors ja, especialment de la matricaria parthenium (Tanacetum parthenium), per fer nou planter i guardar-ne per l’any que vé. La matricaria és una planta similar a la margarita, de fet pertànyen a la mateixa familia, tot i que aquesta té unes flors compostes per gran quantitat de pètals, tupits i blancs. Desprèn un aroma característic i és bonica com per tenir-la per decorar parterres del jardí. S’utilitza per casos de migranya, mal de cap i estats de ressaca, cansament, dolors articulars en general i ajuda a regular els símptomes de la menopausa.

També hem aprofitat aquests dies per fer esqueixos d’estèvia i de paico (Chenopodium ambrosioides), aquesta última, una planta d’orígen peruà és útil en infusió en casos de reumatisme, sinusitis, refredat crònic, tos, bronquitis, febre, amigdalitis, ciàtica i malalties parasitàries, també se’n pot fer sabó i insecticida amb propietats antibacterianes. Es caracteritza per una olor imponent tota la planta, per això és bona per plantar-la entre plantes que volem evitar que hi apareixi el pulgó.

DSC_0365

DSC_0376

DSC_0381

Per altra banda, els petits planters de Kalanchoe diagremontana van treient el cap, el sol les espanta, és bo i necessari que puguin estar en un lloc lluminós però ombrívol, sobretot a aquesta època de tanta calor.

DSC_0366

Nosaltres aquests dies estem en mode de semi-vacances, ja que tot i que les plantes necessiten d’una atenció mínima, nosaltres necessitem un respir i agafar forçes per el curs vinent. Desitjem que tingueu unes molt bones vacances, per despedir-nos us deixem el link del reportatge que ens van fer fa un parell de mesos sobre el nostre projecte del qual n’estem molt contents i agraïts. Per veure’l clickeu aquí.

Feliç i fresc final d’agost a totes i tots!

 

 

Entrada a l’estiu

DSC_0032 Hola  de nou, esperem que hagueu començat el juliol amb bon peu. Segurament algunes esteu de vacances i d’altres encara treballeu, però sigui com sigui l’ambient festiu i estiuenc fa entomar les coses amb més lleugeresa i bon humor.

Per Terra Viva estem contents perque ja tenim instal·lada la llum i l’aigua al taller – laboratori!!

Ara cal seguir fent el sostre i ben aviat podrem començar a portar els materials per elavorar els nostres preparats en el nou espai. De moment aquest estiu, estem produint el nostre anti-mosquits a dojo i, tot i que la nostra crema facial segueix essent la més demanada, us volem presentar una nova formula anti-arrugues feta amb aloe vera, rosa mosqueta, argan, lavanda, sempreviva i mirra. Deixa un tacte suau i fresc a la pell i s’absorbeix facilment, ideal per aplicar en aquests dies de calor, ja que no deixa residu.

DSC_0074

 

 

 

 

 

 

 

 

DSC_0158

Hem estat enfeinats en l’aplicació del rec automàtic per les lavandes, ja que van sorprendre’s amb la vinguda de la calor i algunes no van sobreviure la pujada radical de les temperatures. A dia d’avui ja ho hem anat solventant i sembla que ja remunten.

DSC_0139

DSC_0140

Tenim la sort de comptar amb el suport i les visites d’amics i familiars que sempre donen un cop de mà en les feines, l’altre dia esclarissavem lavandes en familia, fins i tot el més xic de la casa va acompanyar-nos!

DSC_0157

I l’última bona nova dels últims dies ha estat la visita d’una periodista interessada en fer un reportatge del nostre projecte, esperem ben aviat fer-vos-en cinc cèntims del seu treball.

En la foto, registrava altres feines de l’hort, com la d’esgriolar tomaqueres.
DSC_0128

Moltes gràcies per seguir-nos i esperem que tingueu un felicissim estiu!! I cuideu-vos de la calor!

Abraçades fresques!

Toquem terra!


DSC_0020_1

Bon dia a totes i tots!! Esperem que estigueu tenint un bon inici de juny.

Us voliem fer partíceps dels últims avenços que hem fet aquests últims dos mesos a Terra Viva. Estem molt contents d’haver donat ja un inici a la temporada de cultius i haver “tocat terra” definitivament en el nostre nou emplaçament.

Estem profundament agraïts a totes les persones que d’una manera o altre formen part d’aquest projecte i ens donen el seu suport. Molts participant de les feines al camp, atrevint-se a conduir mutucultors grans i petits, a fer esqueixos, a plantar, a regar… feina n’hi ha per tots i és d’admirar la col·laboració rebuda per la familia i els amics que confien en el que estem fent.

Us deixem algunes fotos perque pogueu assaborir els aires que per aquí es respiren, calurosos que ja recorden a l’estiu, però frescos i agradables per la possibilitat de compartir i conviure dia a dia en el nou entorn ple de vida i bon cor.

DSC_0031_1

DSC_0025

Plantació de lavandula angustifolia sota les millors influencies llunars, lluna descendent en signe d’aire. La pluja que va fer després també va ser una bona influencia esporàdica!


DSC_0034

Després del primer atac plantant 120 lavandes (lavandula angustifolia), hem començat a treballar la terra annexa amb la intenció de crear un nou espai de cultiu i classificació de les plantes.

DSC_0047 (2)

A les mes petites de la casa també els agrada col·laborar en les feines de trasplantar i organitzar testos.

DSC_0035_2 DSC_0036_2

Per últim ens fa molta il·lusio presentar-vos el nou membre de la casa que va arribar el passat mes de juny, es tracta del Sendu, el ruc que ara pastura per les feixes mes herbàcies, un ser simpàtic i eixerit que ens alegra la feina i es fa amic de tothom qui el visita amb un grapat de civada fresca!

DSC_0019

El Sendu, el nostre nou company a Can Serra.

Gràcies a tots per seguir-nos i donar-nos suport constant. I vine quan vulguis a visitar-nos!

 

L’ofensiva anti-homeopàtica

Ens ha arribat aquest article i el considerem una veu valiosíssima en defensa de la medicina homeopàtica, que darrerament està essent atacada, desvalorada, fins al punt que la UB l’ha suspès com a Màster Universitari.
Gran feedback crític i reflexiu de Juan Manuel Marín Olmos, no us el perdeu!

L’ofensiva anti-homeopàtica

de Juan Manuel Marin Olmos.

CUANDO VENGAN A BUSCAR A LOS HOMEÓPATAS…..

Claves para entender la ofensiva anti-homeopática

Cuando los nazis vinieron a llevarse a los comunistas, guardé silencio, porque yo no era comunista,

Cuando encarcelaron a los socialdemócratas, guardé silencio, porque yo no era socialdemócrata,

Cuando vinieron a buscar a los sindicalistas, no protesté, porque yo no era sindicalista,

Cuando vinieron a llevarse a los judíos, no protesté, porque yo no era judío,

Cuando vinieron a buscarme, no había nadie más que pudiera protestar.

Martin Niemöller (1892-1984)

No sé si vienen a llevarse a los homeópatas pero recientemente el Rector de la Universidad de Barcelona (UB) ha tomado la decisión de suspender el Máster en Medicina Homeopática que se venía impartiendo desde hace más de 20 años. La suspensión se ha producido previo informe oral desfavorable de la facultad de Medicina y, tras la misma, hemos asistido a una campaña sistemática en los medios de comunicación cuyo fin último era descalificar a esta práctica médica. Como las evidencias clínicas avalan el prestigio y la eficacia de la homeopatía desde hace dos siglos (y si no que se lo pregunten a los pacientes), el argumento central en torno al cual pivota la campaña de desprestigio ha sido el “misterioso” mecanismo de acción y la supuesta “ausencia” de principio activo en el medicamento homeopático. Aunque el procedimiento seguido por las autoridades académicas pueda resultar sorprendente (los interesados se enteraron por la prensa), cuando se analiza y se estudia la situación, vemos que la hostilidad y la animadversión hacia la homeopatía han estado presentes desde los orígenes mismos pues a principios del siglo XIX también se le acusaba de falta de cientificidad y eso lo hacían médicos que basándose en la teoría humoral galénica prescribían sangrías, vomitivos y purgantes a mansalva. Aún así, la animadversión y la hostilidad podían resultar comprensibles en aquel tiempo, dado el nivel de los conocimientos, pero resulta que en pleno siglo XXI, cuando las evidencias científicas parecen avalar la autenticidad del medicamento homeopático, asistimos a una campaña programada de acoso y derribo, como mínimo sospechosa. Y es que el argumento de su falta de cientificidad para expulsarla del templo universitario no es de recibo y no lo es porque en la Universidad se implementan numerosos estudios sobre materias que no son ni científicas ni experimentales. De facto, la misma medicina autocatalogada de científica tiene muy poco de científica, esta disciplina no tiene principios ni leyes que rijan su comportamiento. Es fundamentalmente empírica aunque se nutra de disciplinas que tienen bases científicas como la bioquímica y la fisiología, pero la terapéutica no tiene nada de científica, tiene base experimental pero eso no significa que sea científica. No vamos a sumergirnos en Popper, Lakatos, Feyerabend o Chalmers, por citar a unos cuantos teóricos de la ciencia, para dilucidar qué es ciencia y qué no, cosa por otro lado nada sencilla.

La hostilidad, la animadversión y los recelos ya se expresaban de forma más o menos velada hace unos 20 años, en una ponencia que 5 médicos-científicos presentaron en un congreso de médicos y biólogos en lengua catalana. La ponencia se titulaba Prácticas alternativas en medicina y sobre ella volveremos más adelante. En el punto 6 de las conclusiones de esa ponencia podemos leer literalmente: “La Universidad no es el ámbito más adecuado para la enseñanza de las prácticas médicas sin base científica. Se deberían determinar los criterios de funcionamiento y los mecanismos de control de los centros docentes de estas prácticas”. Esto lo proponían cuando hacía ya una década que se impartía bajo los auspicios de la UB el Postgrado que después pasaría a Máster. Y en el último punto de las conclusiones, el noveno, vemos meridianamente expresados los temores, la preocupación por el auge de las prácticas alternativas. Y este punto es el que podemos considerar clave pues constituye el embrión que posteriormente dará lugar a la actual campaña de hostigamiento. En el punto 9 leemos: “El crecimiento progresivo de la utilización de las medicinas alternativas en la sociedad occidental tiene que hacer reflexionar a los médicos particulares y las corporaciones médicas sobre las causas de este fenómeno, y en la necesidad de recuperar para su práctica profesional los elementos atractivos de estas prácticas no científicas…” (las cursivas son mías). A mi juicio, este es el quid de la cuestión, el crecimiento de estas prácticas, es decir la competencia. Es por eso que la pregunta que deberíamos hacernos sería: ¿a qué obedece esta campaña?, o mejor, si la homeopatía y otras disciplinas médicas heterodoxas han gozado en las últimas décadas de una cierta tolerancia y comprensión académico-institucional ¿a qué se debe esta especie de contraofensiva a la que asistimos en diferentes ámbitos y países?, y también ¿existen intereses ocultos, más o menos espúreos, detrás del pretendido debate científico? Trataré de dar respuesta sucinta a estas preguntas.

Para no andarnos con rodeos he de manifestar que la hostilidad desatada no obedece a razones puramente científicas. En los últimos años los estudios en investigación fundamental muestran que las ultradiluciones utilizadas en homeopatía son algo más que agua bendita. Estudios de espectometría, microcalorimetría, resonancia magnética, de nanotecnología y otros métodos avalan que “algo” sucede en el solvente cuando las sustancias se diluyen y se agitan violentamente como manifestó en 2010 Luc Montagnier prestigioso Nobel en Medicina por sus investigaciones sobre el SIDA. Ahora se le acusa poco más o menos que de brujo, y sabido es que “Roma no paga traidores” pues en ciencia se pasa de héroe a villano en un plis-plas cuando uno se aparta de la senda trillada que marca la ortodoxia. Al enemigo ni agua. De todas formas, lo que sí resulta sorprendente es que la curiosidad que parece guiar la investigación científica ante muchos fenómenos se diluya en este, y otros casos, y se pase olímpicamente de los hechos (los éxitos clínicos por ejemplo) negándolos sin más, haciendo realidad el famoso aforismo que viene a decir “que si la teoría no encaja con los hechos tanto peor para los hechos”. Constantemente vemos cómo se destinan, y eso está muy bien, miles de millones de dólares o euros para estudiar fenómenos misteriosos y sorprendentes como los que pone sobre el tapete la mecánica cuántica o la física relativista, por citar solo unos ejemplos. Es posible, como dice Rupert Sheldrake en El Espejismo de la Ciencia, que si una pequeña parte de lo que se dedica a investigación “oficial” se dedicara a investigar otros fenómenos, nuestros conocimientos sobre la realidad tal vez fuesen mucho más fructíferos y profundos. Pero es que hay más, si miramos a nuestro alrededor veremos muchísimos aparatos y máquinas, como las que utilizamos a diario, que se elaboran basándonos en el conocimiento de fenómenos sobre los que se desconoce su razón última; nadie sabe por qué se genera electricidad al mover un conductor en un campo magnético y, viceversa, no se sabe por qué se genera un campo magnético por un conductor por el que discurre la electricidad. Sin embargo, conociendo ese principio hemos construido potentes electroimanes y otros artefactos que a nuestros ancestros les hubieran parecido “magia potagia”. Nadie sabe el por qué de la fuerza de la gravedad como diría la física clásica, sencillamente se constata, y nadie sabe por qué los cuerpos con masa curvan el espacio-tiempo como diría la física relativista. Sin conocer las razones últimas pero sabiendo cómo operan, los humanos hemos conseguido crear auténticos prodigios. En lo que respecta a la homeopatía, como clínico, no preciso saber la razón última o principio activo del medicamento homeopático (aunque si la sé mucho mejor), simplemente me basta con saber que preparando una ultradilución de una sustancia vegetal, animal o mineral y realizando un proving (experimentación) puedo saber el cuadro patogenético que produce en los experimentadores para luego por similitud aplicarlo en la clínica y conseguir curaciones y mejorías extraordinarias. No, la ofensiva contra la homeopatía, no es un problema que verse sobre su cientificidad.

Y claro que hay que hacer estudios y ensayos sobre su eficacia, que ya se hacen. Lo que no es de recibo, por su falta de rigor y perversión metodológica, es pretender evaluar la eficacia de los tratamientos homeopáticos con procedimientos propios de otras disciplinas médicas. Cuando cursaba estudios de Historia (en la UB por cierto), en la asignatura de Antropología te enseñaban que a la hora de estudiar un determinado grupo humano o formación social, había que tratar de aparcar los prejuicios y esquemas mentales propios, para estudiar a ese colectivo desde sus propias claves culturales. Lo otro permitiría juzgar, etiquetar a esa comunidad pero no permitiría entender absolutamente nada. Algo de esto anda ocurriendo entre los “voceros científicos” que se apresuran a decir que si no hay moléculas, no existe principio activo y que por tanto las curaciones son debidas al efecto placebo o a las remisiones espontáneas. Parece ser que el único principio activo es el molecular. Es comprensible pero no es aceptable. Es comprensible que una disciplina médica que basa su acción terapéutica en la inundación del torrente circulatorio por compuestos químicos defienda ese principio activo, ese mecanismo de acción; es comprensible porque su acción médica no busca una respuesta curativa, busca en la mayoría de los casos bloquear una determinada respuesta biológica catalogada de patológica. En este caso, el cuerpo humano o animal es un objeto pasivo donde se produce una guerra en la que se muestra el poderío (la eficacia farmacológica) de la sustancia química administrada y por eso es teóricamente fácil contrastar la acción antiinflamatoria del diclofenaco en relación al placebo, o en relación a otro antiinflamatorio. Pero lo que no es comprensible ni aceptable es pretender comparar la acción de un antiinflamatorio químico versus un medicamento homeopático, como el Rhus toxicodendron, en la artritis reumatoide por poner un ejemplo de los existentes.

Hay que tener presente que la medicina convencional trabaja sobre el disease por utilizar el anglicismo que Xavier Granero – traumatólogo con estudios de antropología- utiliza en la ponencia ya mencionada, para referirse a la enfermedad objetivada, la que se diagnostica con análisis, radiografías, etc. pero la homeopatía trabaja sobre el illness o enfermedad sentida por volver a utilizar el anglicismo al que recurre Granero. En medicina convencional, para tratar los casos de artritis reumatoide, se administrará teóricamente a todas las personas el medicamento que haya mostrado más eficacia farmacológica (y digo teóricamente porque quizás se prescriba el medicamento que los laboratorios hayan conseguido imponer en el mercado por su mayor rentabilidad); en medicina convencional se trata la enfermedad, el disease, no se trata al enfermo. La homeopatía, en los casos de artritis reumatoide, buscará a través del illness, a través de la enfermedad sentida, los síntomas y características reactivas del enfermo que le conducirán a la selección de un medicamento que ha de provocar una respuesta curativa; el medicamento puede ser Rhus tox., Staphysagria, Ferrum sulphuricum o cualquier otro, porque la individualización es fundamental para prescribir el medicamento con mayor nivel de similitud. Ya sé que este lenguaje a muchos les sonará a chino pero a la hora de hacer estudios clínicos comparativos se tendrán que tener en cuenta las características metodológicas de cada disciplina y entonces si quieres evaluar tendrás que comparar, por ejemplo, tratamiento alopático versus tratamiento homeopático pero no tal medicamento químico versus tal medicamento homeopático, en una determinada patología. Lo demás es perversión metodológica pura y dura y no enterarse de nada como recuerda la antropología.

Y claro que no existen anticonceptivos homeopáticos, ni anestésicos, como burdamente le reprochaba un pretendido científico, apellidado Baos, al director del Máster suspendido en un debate radiofónico. No existen anticonceptivos homeopáticos, ni anestésicos, ni existirán, eso sencillamente es imposible, los medicamentos homeopáticos no son drogas químicas y no bloquean respuestas fisiológicas. Afirmar eso es una solemne tontería y es un ejemplo palmario más de que el Sr. Baos no entiende absolutamente nada, instalado como está en su propia atalaya científica. Estaba mezclando “las churras con las merinas” y encima con prepotencia, chulería, ignorancia y perversión. La perversión, en este caso, vuelvo a repetir, es en principio metodológica, suponiendo que detrás no hayan otras perversiones. La perversión metodológica aparece cuando trasladas este procedimiento, es decir “tu procedimiento”, a otras disciplinas médicas cuya terapéutica consiste en buscar una respuesta curativa, una reacción. No olvidemos que somos seres vivos y los seres vivos responden constantemente a los más diversos estímulos intentando mantener siempre el equilibrio, la homeostasia que diría Claude Bernard. Sí, sí, somos seres autorregulados, condición fundamental que a menudo se olvida en la práxis médica que es hegemónica. Y esa capacidad de respuesta de los diferentes seres vivos es lo que pretenden utilizar la homeopatía y la acupuntura, cada una con su propia metodología. El principio activo y/o mecanismo de acción de la acupuntura, por ejemplo, se basa en estimular mediante agujas, y otros procedimientos, determinados puntos del cuerpo para recuperar el equilibrio perdido, o hacer desaparecer el dolor. Olvidándose de la antropología, esperemos que no pretendan buscar restos de las agujas en la sangre para encontrar el mecanismo de acción del principio activo. La homeopatía, por su parte, estimula, busca una respuesta curativa, administrando sustancias altamente diluidas y dinamizadas a un ser vivo para que responda a través del principio de similitud, ese es su principio activo y/o mecanismo de acción. No, la ofensiva contra la homeopatía tampoco radica en su utilidad clínica y en su validación, aunque ello y el principio activo sirvan de excusa.

Creo que la clave para entender la ofensiva contra la homeopatía hay que buscarla, desgraciadamente, en el mercado. La homeopatía y otras prácticas médicas han crecido mucho en los últimos treinta años y parece ser que eso molesta. Obviamente no se dice abiertamente, estamos en una sociedad con una economía de libre mercado y la libre competencia es uno de sus pilares fundamentales. Pero aunque sea uno de los pilares fundamentales, la emergencia de un competidor o un grupo de competidores puede resultar amenazante y las estrategias para competir y/o eliminar a un competidor pueden ser múltiples y diversas. Al respecto los estamentos médicos hace más de 20 años que muestran inquietud como hemos comentado anteriormente. Veamos:

Cuando era Presidente de la Sección de los Médicos Homeópatas del Colegio Oficial de Médicos de Barcelona (COMB), el Dr. Miquel Bruguera Presidente del COMB me remitió una ponencia titulada Prácticas Alternativas en Medicina que un grupo de 5 médicos (entre los que él figuraba) había presentado en el XVI Congreso de Médicos y Biólogos en Lengua Catalana celebrado en el año 2000. No hay nada que objetar al hecho de que 5 médicos presenten una ponencia en un Congreso, lo curioso es que a la mesa redonda posterior no fuera invitado ni estuviera presente ningún “médico alternativo” existiendo en ese momento 3 secciones (médicos naturistas, homeópatas y acupuntores) en el COMB. Al iniciar aquella mesa redonda el Dr. Màrius Foz hacía referencia al anterior Congreso celebrado en 1996 en el que ya mostraban su preocupación por la expansión de las prácticas alternativas de las que, en las conclusiones finales, se decía: “no están validadas científicamente y por tanto no cumplen los estándares científicos de rigor y eficacia y que su uso como sustitutivo de las terapéuticas probadas puede atrasar la aplicación de tratamientos eficaces impidiendo así o perjudicando seriamente la recuperación de los enfermos”. Esta preocupación se había incrementado en el año 2000 y decía el Dr. Foz: “¿… por qué hacemos una mesa redonda sobre este tema?”, y él mismo se respondía: “pues porque este tema, nos guste o no, tiene una importancia extraordinaria en todo el mundo” (las cursivas son mías). Y a continuación mostraba un par de diapositivas que consideraba representativas de la situación donde se aportaban datos preocupantes. Efectivamente en USA en 1990, hace ahora 26 años, se produjeron 425 millones de visitas a terapias alternativas, por 385 millones a médicos de atención primaria. Esos 40 millones más de visitas a los alternativos, en el país más desarrollado del mundo, llamaban la atención de los ponentes. Aún llamaba más su atención que en 1993 el 34% de los norteamericanos hubiesen utilizado algún tipo de terapia alternativa y que ese porcentaje hubiera subido al 42% tres años después, en 1996. El panorama en Europa era parecido y según cifras de la British Medical Association el porcentaje de población que hacía uso de las medicinas alternativas era del 49% en Francia, del 46% en Alemania, del 32% en Finlandia, del 31% en Gran Bretaña, etc. El hecho de que la British Medical Association publicase estas cifras es expresión misma de la preocupación que mencionábamos más arriba.

Han pasado unos 20 años, y lo más probable es que estas cifras hayan seguido creciendo. Sin computar otras terapias, se dice que a día de hoy unos 400 millones de personas hacen uso de la homeopatía en el mundo y unos 200.000 médicos la practican o prescriben. Son muchas personas y seguramente concentradas en áreas geográficas concretas; áreas que, dejando de lado India y México, se localizan en países desarrollados con alta capacidad de consumo. Países que constituyen los mercados preferentes de las grandes corporaciones farmacéuticas. Sabido es que a las grandes corporaciones no les interesan los países con bajo nivel de consumo, no buscan ni investigan tratamientos para las enfermedades endémicas de esas áreas geográficas. Tampoco investigan sobre fármacos curativos como denunciaba, hace años, otro premio Nobel de Medicina, les interesa más cronificar las enfermedades. Parafraseando a las autoridades franquistas que clausuraron la Academia Médico-Homeopática de Barcelona de 1939 a 1953 porque decían “que no interesaba a la cultura nacional”, las grandes compañías farmacéuticas condenan al ostracismo a las regiones más depauperadas del planeta, o no investigan fármacos curativos, porque al parecer “no interesa a la cultura del balance comercial”.

Y precisamente en este momento de expansión de las prácticas alternativas en medicina, es cuando se desencadena esta especie de cruzada antihomeopática, disfrazada de rigor científico, dando por finalizada la convivencia y tolerancia a la que habíamos asistido en las últimas décadas. Y como seguramente no queda bien decir que estos abordajes médicos pueden ser altamente competitivos por su efectividad, por su bajo coste y por su nulo impacto sobre el medio ambiente, sueltan a los lebreles y empiezan a proliferar por doquier grupúsculos, como los escépticos financiados por no sabemos quién, que con amplia resonancia mediática y el beneplácito de amplios sectores médico-científicos dicen combatir la impostura y la superchería, arremetiendo en este caso contra la homeopatía y los homeópatas a los que se tilda de charlatanes y estafadores, con la coartada de que el medicamento homeopático no tiene principio activo. Si no fuera por el dramatismo que el asunto conlleva, la cosa tendría guasa, pero es que esto se produce además en un momento en el que prestigiosos científicos denuncian cómo las grandes compañías farmacéuticas han corrompido el sistema de salud, convirtiendo “científicamente” al consumo de fármacos en la tercera causa de muerte en el mundo sin que pase absolutamente nada, sin que nadie se estremezca. Curiosamente ante esta barbarie los escépticos, los periodistas y los sectores médico-científicos cómodamente instalados en las cátedras y otros puestos institucionales, no han dicho esta boca es mía, no han dicho ni pío, y olvidándose del precepto cristiano que dice que “no hay que criticar la mota en el ojo ajeno cuando en el tuyo tienes una viga” se dedican a fustigar cuales modernos Torquemadas a los nuevos herejes en que parecen haberse convertido los homeópatas. Y es precisamente Peter Gotzsche en ese libro demoledor titulado Medicamentos que matan y crimen organizado (que debería estar en la mesita de noche de políticos, médicos y ciudadanos en general), quien acusa a la industria de prácticas mafiosas y de haber corrompido los sistemas de salud a través de la extorsión y el soborno. Y es el Dr. Juan Gervas quien afirma que el 85% de la medicina es pseudociencia y sin embargo, y a pesar de lo que está cayendo, tenemos que soportar las “lindezas” de ese periodista que escribe en El País llamado Pablo Linde que se pregunta acerca del por qué no se prohíben los medicamentos homeopáticos; en su afán inquisitorial tal vez debería preguntarse por qué no se prohíben los “agentes y gentes medicinales” responsables de que el consumo de fármacos sea la tercera causa de muerte en el mundo.

Dicen que los pueblos que olvidan su historia están condenados a repetirla. Pero para olvidar previamente hay que conocer y no parece que los pueblos la conozcan mucho, entre otras cosas porque las llamadas humanidades están siendo expulsadas del templo universitario. El sometimiento del conocimiento a las fuerzas del mercado es inexorable y el Plan Bolonia así lo testimonia. Precisamente y para no olvidar, rescaté hace unos días de la estantería un viejo libro donde se reflexionaba sobre la construcción de la identidad de eso que se ha dado en llamar Europa pues las tensiones por las que pasa la vertebración de la UE se han agudizado con la crisis de los refugiados. El autor, el prestigioso historiador, Josep Fontana; el título Europa ante el espejo. Con la lucidez que le caracteriza, Fontana va diseccionando capítulo a capítulo hitos y mitos de esa pretendida identidad y así, en el capítulo titulado El espejo cortés, al hablar del sometimiento y represión de las revueltas campesinas por las aristocracias feudales y eclesiásticas, podemos leer: “No bastaba con aplastar por la fuerza cada nuevo movimiento, sino que había que recuperar el control sobre las capas populares, con una reconquista moral que hiciese posible un nuevo consenso. La historia de Europa en los siglos XVI y XVII está marcada por ese esfuerzo de reconquista interior, destinada a crear una sociedad homogénea y a afirmar la hegemonía de los grupos dominantes. Reforma y Contrarreforma se esforzaron por igual en la doble tarea de luchar contra la disidencia -contra el brujo, el hereje, el incrédulo, el que vulneraba la moral establecida, el judío, etc.- y difundir una religiosidad ortodoxa que facilitase el control social a través del pastor o del párroco” (opus cit. pág. 90). Fue en ese contexto en el que figuras como Miguel Servet (descubridor de la circulación menor) y Giordano Bruno (maestro de Galileo) fueron quemados vivos en la hoguera, el primero por la Inquisión calvinista en 1553 y el segundo por la Inquisión romana en 1600. Al parecer, y según Fontana, en el periodo que hablamos “la caza de brujas” alcanzó su apogeo y, aunque ya venía de lejos, se estima que fueron condenadas a muerte entre un mínimo de 50.000 y un máximo de 200.000. Homogenizar y someter, eran las palabras clave.

Y aunque pueda resultar disparatado, parece que ahora vuelven los fantasmas que recorrieron Europa en los siglos XVI-XVII. Parece que vuelven los Torquemadas, y nuevos herejes y brujas a los que “abrasar” en la hoguera, en este caso, científica. Tal vez en un futuro no muy lejano asistamos a piras en las plazas públicas donde libros y medicamentos homeopáticos sean calcinados en el fuego purificador. Parafraseando a Fontana, seguramente se trate de difundir una “cientificidad ortodoxa” que facilite el control a través de los nuevos párrocos… de bata blanca. Someter y homogenizar, that is the question que diría Shakespeare. Y la izquierda sin enterarse, incluso la más alternativa; también ellos creen que la ciencia está por encima del bien y del mal, creen que no presenta historicidad, parecen haber olvidado que la mirada a la vida, a la salud y a la enfermedad dependen directamente del sistema de creencias que dan coherencia a cualquier sociedad. Con sus luces y sus sombras la ciencia, la medicina que tenemos es la propia de esa formación social caracterizada por la economía de libre mercado cuyo paradigma filosófico y científico fundamental está inspirado en el mecanicismo. El mecanicismo como paradigma determina la mirada que hacemos al mundo. El mecanicismo crea los conceptos a partir de los cuales se interpreta la realidad. El mecanicismo es el paradigma que surge de la revolución científica de los siglos XVII-XVIII y aunque no lo sepamos, con los nuevos conceptos creados, determina la percepción y la interpretación que hacemos de todos los fenómenos observables. El mecanicismo surge a rebufo de la Revolución Industrial conformando un todo y buscará mecanismos, reacciones de causa-efecto, por doquier para desentrañar la realidad inexpugnable. Es la metáfora del Universo como una gran máquina. Y una sociedad industrial tendrá una ciencia y una medicina industrial. Y una producción industrial de medicamentos requerirá de una producción industrial de diagnósticos y ahí tendrá difícil encaje el abordaje homeopático clásico. Y la izquierda sin enterarse, como si el problema se redujera a cómo se distribuyen las mercancías y la riqueza. Sin enterarse y con análisis muy superficiales y mediocres, la izquierda parece haberse tragado el anzuelo y cree que la única, la auténtica verdad es la que dictan desde el “Templo” industrial determinados científicos y determinada ciencia. Qué lástima.

Albacete, marzo de 2016

Juan Manuel Marín Olmos

Licenciado en Geografía e Historia por la Universidad de Barcelona (1981)

Licenciado en Medicina y Cirugía por la Universidad Autónoma de Barcelona (1987)